logoblanco-31 (2)

WhatsApp  5617569504    WhatsApp contacto@ramirezvargasabogados.com.mx    

La perspectiva del sector de las telecomunicaciones para 2023 en América Latina se está deteriorando, debido a la creciente debilidad de los consumidores y una fuerte competencia en precios, alertó la calificadora Fitch Ratings.
“Es probable que las acciones de calificación tengan un sesgo negativo durante 2023, dado el porcentaje de calificaciones en perspectiva negativa o vigilancia negativa”, según la calificadora. Una de las empresas que podría tener impactos negativos es América Móvil, a través de las distintas subsidiarias que tiene en México, Brasil, Colombia, Chile y Guatemala, entre otros.
La calificación que dio Fitch a América Móvil es de A-, con perspectiva positiva, debido a su proceso de desendeudamiento.
“Los operadores competirán agresivamente por suscriptores con estrategias de promoción y marketing para aumentar la participación de mercado, lo que resultará en una presión continua de ingreso promedio por usuario en la mayoría de los mercados regionales”, sostuvo.
La calificadora consideró que el sector de telecomunicaciones mantiene una mayor capacidad de soportar las condiciones adversas de los mercados, gracias a la necesidad de los servicios de conectividad y banda ancha.
Sin embargo, la posibilidad de que los consumidores cambien a servicios de menor precio sigue siendo un riesgo.
Añadió que de acuerdo con el comportamiento de las empresas este año, se espera que en 2023 se generen riesgos de competencia en Chile y Colombia, principalmente.
La adopción de la red de fibra óptica se aceleró con la pandemia, pero las condiciones han cambiado.
“La adopción se ha desacelerado en 2022 y continuará en 2023 a medida que las condiciones económicas se suavicen y los consumidores continúen adaptándose al ajuste del costo de vida”, agregó.
Principales riesgos
América Móvil es una de las empresas más grandes de América Latina en número de suscriptores, volumen de ingresos y participación de mercado, por lo que los riesgos de la empresa son latentes.
· Incremento en la presión regulatoria o competitiva en los países donde opera.
· Política agresiva de distribución a los accionistas en términos de dividendos y de recompra de
acciones.
· Inversiones y/o compras considerables que deriven en un alza en el apalancamiento en el
mediano o largo plazos.

Fuente: DLP News

14-12-2022