logoblanco-31 (2)

WhatsApp  5617569504    WhatsApp contacto@ramirezvargasabogados.com.mx    

Analysys Mason, una de las firmas de consultoría con mayor reconocimiento en las industrias de nuevas tecnologías y telecomunicaciones, previó que el año 2023 será otro ejercicio marcado por impactos económicos para estos dos sectores por el encarecimiento de suministros y por la posibilidad de que los gobiernos maniobren para que los operadores tengan complicado elevar los precios de los servicios en el año.
Analysys Mason, una de las firmas de consultoría con mayor reconocimiento en las industrias de nuevas tecnologías y telecomunicaciones, previó que el año 2023 será otro ejercicio marcado por impactos económicos para estos dos sectores por el encarecimiento de suministros y por la posibilidad de que los gobiernos maniobren para que los operadores tengan complicado elevar los precios de los servicios en el año.
Pero Analysys Mason también advierte promesas de negocio a partir de aplicaciones que recién comienzan a aparecer en el mercado acompañando a la tecnología de nueva generación 5G. “El mayor problema para los operadores de telecomunicaciones en 2023 será hacer frente a la inflación y, en particular, al aumento de los costos de energía. Después de una década de baja inflación y bajas tasas de interés, los operadores de telecomunicaciones enfrentan el problema de administrar los costos crecientes y la incertidumbre sobre cuánto pueden aumentar sus propios precios para maximizar inversiones”, expuso la firma.
El riesgo de que los precios se conviertan en tema político En 2023, indicó Analysys Mason, los operadores y las autoridades reguladoras estarán bajo una fuerte presión para moderar los aumentos de precios, especialmente en los servicios al consumidor.
El estado de la economía de distintos países —México crecería 1.6% en 2023 y tendría una inflación anualizada de 5.7% en ese ejercicio— provocaría que los operadores se vean obligados a redefinir precios e inclusive a presentar tarifas “sociales”.
“Creemos también que los operadores se verán obligados a introducir tarifas sociales para los consumidores por las dificultades financieras, especialmente para los servicios de banda ancha fija. Los operadores podrán aumentar los precios minoristas, pero es posible que el ARPU no siga el ritmo de la inflación, lo que significa un recorte en términos reales (…) Vale la pena recordar que los servicios de telecomunicaciones son una parte relativamente pequeña del presupuesto del hogar y los aumentos anuales de precios serán mucho más bajos que los de otros productos y servicios, como alimentos y energía”.
Reducción de costos para los operadores
Analysys Mason indicó que los operadores de telecomunicaciones continuarán ejecutando estrategias de uso eficiente de infraestructura crítica y no crítica, en tanto desmantelan aquella relacionada con generaciones de comunicación pasadas.
La pandemia de coronavirus, dijo la firma, les dejó la experiencia de que pueden prescindir de infraestructura no esencial y contratar capacidad a terceras empresas del mismo sector, y este hecho puede animarlas a buscar alternativas ante los incrementos en los precios de la energía que no dejan de elevarse por los contextos económicos y geopolíticos globales. En México, como ejemplo, los precios de la energía se incrementaron entre 1.01% y 3.3% entre 2021 y el 2022.
“Algunos recortes de costos provendrán por la automatización en la que las empresas de telecomunicaciones han invertido en los últimos años, pero deben enfocarse en reducir los costos de energía. Un área en particular será el desmantelamiento de redes más antiguas y más rápidamente de lo planeado previamente (…) Los operadores de telecomunicaciones salieron relativamente ilesos de la pandemia, pero ahora deben reducir costos”, dijo la firma en sus predicciones para el 2023.
La inversión en fibra y 5G debe continuar En el año, la inversión se mantendrá en los despliegues de nuevas redes de acceso y transporte a través de fibra óptica, ante las promesas de retorno de inversión y generación de nuevos productos por la capacidad de esa tecnología y por la potencia que pueda agregarle el 5G.
Analysys Mason reconoce que los presupuestos de los operadores estarían limitados en el año, pero las oportunidades de negocio por invertir en 5G y expandir las redes de fibra, repercutirá en la atracción de inversores externos y en la generación de valor.
“La inversión en fibra seguirá creciendo y las empresas conjuntas de infraestructura asumirán una mayor parte de la carga financiera. Las empresas de telecomunicaciones se trasladarán a la fibra, impulsadas por la competencia de otras tecnologías y atraídas por un número cada vez mayor de consumidores que demandan servicios de gran ancho de banda que no cuentan con el respaldo adecuado de las conexiones de banda ancha actuales”.
El metaverso no será en 2023, todavía Analysys Mason expuso que en 2023 las empresas continuarán diseñando sus hojas de ruta para
adentrarse en el metaverso y aprovechar los negocios que traiga esta realidad inmersiva.
“El metaverso no se materializará en 2023. Los operadores de telecomunicaciones alinearán todavía su hoja de ruta para adaptarse a esa visión de futuro (…) El 2030 se enmarcará cada vez más como el año del metaverso. Sin embargo, los operadores se tomarán más en serio los casos de uso como las llamadas inmersivas de realidad virtual, videollamadas en 3D o tecnología de gemelos digitales en 2023 y la mayoría formulará una estrategia de metaverso específica en este año”.
Redes privadas ganarán más aceptación La consultora advierte que la configuración de redes privadas LTE continuará en 2023 y con mayor aceleración, pero el reto será para aquellas empresas de menor tamaño de sectores económicos distintos a telecomunicaciones que requieren de una infraestructura así para sus operaciones, pero que no cuentan con el músculo financiero idóneo.
“La aceptación de las redes privadas continuará, pero el progreso no será fácil (…) La adopción de nuevas redes privadas ha sido liderada por grandes organizaciones con equipos de redes y experiencia interna significativa. Esperamos que esto continúe en 2023, pero para que la adopción sea sólida en el siguiente nivel de organizaciones, las soluciones de redes privadas deberán ser más simples y fáciles de comprar. Los proveedores deberán ofrecer redes, dispositivos, computación de punta, espectro y otras capacidades como un paquete. Será necesario ofrecer algún tipo de precio opex/como servicio. Si estos desarrollos no suceden, es posible que la adopción se estanque”.
El SaaS crecerá 19% en las telecomunicaciones del 2023 La transformación digital sumado al despliegue de estrategias de uso eficiente de recursos provocará que las aplicaciones de software como un servicio o SaaS para telecomunicaciones observen un espectacular crecimiento en el año.
“Este crecimiento provendrá a medida que los operadores utilicen aplicaciones alojadas para ayudarlos a transformar sus áreas de TI para admitir nuevos servicios 5G. Los proveedores de aplicaciones que anteriormente vendían aplicaciones locales lanzarán un número cada vez mayor de opciones de entrega que incluirán SaaS (…) Los operadores de telecomunicaciones con grandes divisiones empresariales/B2B también priorizarán cada vez más las inversiones en redes multinube”.

Fuente: El Economista

13-12-2022