logoblanco-31 (2)

WhatsApp  5617569504    WhatsApp contacto@ramirezvargasabogados.com.mx    

De cara al proceso mediante el cual el IFT pondría a disposición del mercado mexicano diversas bandas de frecuencia idóneas para el despliegue de servicios 5G en México, el órgano regulador está tomando en cuenta aspectos como antecedentes que han generado desincentivos en pasadas licitaciones, como los altos costos de espectro que enfrentan los operadores de telecomunicaciones.
“Ha habido procesos licitatorios previos donde los propios interesados han sugerido al instituto que se valore si es el mejor tiempo para llevar a cabo alguna licitación. Tampoco podemos ser omisos a lo que ha venido pasando en materia de espectro, un claro ejemplo es la IFT-10, de 41 bloques sólo se asignaron tres y se quedaron desiertos 38”.
En diversas ocasiones el IFT ha mencionado que los elevados costos del espectro no sólo están afectando al sector en su conjunto, sino también los ingresos que debería recibir la Hacienda Pública, pues sólo de la licitación IFT 10, el Estado va a dejar de percibir más de mil 300 millones de pesos al año.
En el calendario de consultas públicas del IFT aparece programado el proceso relacionado con el anteproyecto de bases de la licitación IFT-12 que incluiría bandas bajas y medias, de 600 MHz, 800 y 850 MHz; la Banda L o de 1.5 GHz, AWS y PCS, y en la que de agregar los bloques que dejó Telefónica, se conformaría la licitación más grande realizada en el país.
En octubre pasado, Alejandro Navarrete Torres, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, reiteró que la idea es habilitar la consulta pública del anteproyecto de bases en el último mes del año y que la licitación se lleve a cabo a lo largo del 2023, en unos 10 meses.
Aunque este proceso se difirió de septiembre a diciembre, el funcionario subrayó en su momento que no ha habido urgencia de los particulares en obtener el recurso, lo que no significa que exista un retraso en materia de 5G en el país.
Para poner en marcha una nueva licitación de espectro radioeléctrico, el Instituto evalúa diferentes elementos como demanda, costo del activo y condiciones de mercado, con el fin de asegurar que sea el momento más propicio para realizar y concluir con éxito un proceso de este tipo.
En días recientes, Rogelio Jiménez Pons, subsecretario de Transportes de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SCT) reconoció que México es de los países donde los operadores de telecomunicaciones encuentran los precios más altos del espectro radioeléctrico y que en 2023 se podría dar un acuerdo para disminuirlos.
Desde la perspectiva de Juárez Mojica, las declaraciones del funcionario, sumadas a las dos iniciativas que se encuentran en el Senado, son pasos importantes y ante los cuales el IFT seguirá trabajando de la mano con las instancias del Ejecutivo y presentando la información que sea necesaria.
“Esta es la primera vez que escucho a un subsecretario del gobierno federal señalar este tema… pero sigue estando ese riesgo, como pasó con la licitación IFT-10Si los pagos de derechos no van acordes con los planes de negocio, los operadores prefieren esperar a que haya mejores condiciones de mercado para poder proveer telecomunicaciones a través de nuevas bandas”, acotó el comisionado Sóstenes Díaz.
El comisionado Arturo Robles Rovalo recordó que desde hace dos años el órgano regulador ha presentado ante la Secretaría de Hacienda diferentes propuestas para bajar el precio del espectro, entre las que se ha incluido una “benchmark” o comparativa entre países,. En dichas aportaciones se ha planteado también que las inversiones se tomen como parte de derechos, e inclusive se plantean nuevos mecanismos en los que, por ejemplo, el espectro radioeléctrico pudiera tener diferentes precios en función de la región o del tipo de localidad.
“Sigue siendo un tema no solo en México, sino gran parte de la región, que está paralizando la cobertura, nuevos proyectos y por ello es tan importante; si bien son noticias sorpresivas, esta del subsecretario, el instituto ve con muy buenos ojos que alguien más se suma a su cruzada de bajar los derechosEs un problema de todas las bandas”.
Aunque en el Paquete Económico que estará vigente en 2023 no hay un incremento en los costos por el pago de Derechos del espectro radioeléctrico, esta acción resulta insuficiente ya que las inversiones suelen realizarse en los mercados que mejores condiciones les provean, por lo que mientras México siga siendo un lugar caro, su competitividad seguirá comprometiéndose.

Fuente: Consumo TIC

07-12-2022