logoblanco-31 (2)

WhatsApp  5617569504    WhatsApp contacto@ramirezvargasabogados.com.mx    

BAY CITY, MICHIGAN, EEUU —
El presidente Joe Biden recorrió el martes una planta de fabricación de semiconductores en Michigan que aspira a crear 150 empleos y dijo que Estados Unidos “no será más el rehén” de países como China, que dominan la industria. “En lugar de depender de procesadores fabricados en el exterior, como China, la cadena de suministros será aquí en EEUU”, expresó Biden a una multitud de más de 400 personas en la planta SK Siltron CSS en Bay City, Michigan.
La compañía forma parte del conglomerado surcoreano SK Group, y la planta fabricará materiales para semiconductores usados en los vehículos eléctricos. Biden relacionó directamente el proyecto con la Ley de Semiconductores y Ciencia que firmó el agosto. La ley asigna unos 52.000 millones de dólares para financiar a compañías estadounidenses en la fabricación de procesadores usados en teléfonos, vehículos eléctricos, electrodomésticos y sistemas de armamentos.
Biden dijo también que el presidente chino, Xi Jinping, expresó insatisfacción con la ley cuando ambos se reunieron al margen de la cumbre del G20 este mes en Indonesia. «Está un poco disgustado porque hayamos decidido convertirnos en la cadena de suministros. La diferencia será que vamos a ser una cadena de suministro disponible para el resto del mundo y no seremos rehenes de nadie nunca más”, explicó.
El presidente Joe Biden firma la Ley de Procesadores y Ciencia de 2022 en los jardines de la Casa Blanca el 9 de agosto de 2022. Foto Reuters.
TAMBIÉN LEA
Biden firma ley de estímulo a industria de microprocesadores de EEUU China ha criticado la ley y también una decisión de la administración en octubre de imponer controles de exportación a los semiconductores, lo que intenta bloquear que China obtenga estas delicadas tecnologías.
La portavoz del ministerio de relaciones exteriores Mao Ning acusó a EEUU en octubre de “abusar de las medidas de control de exportaciones para bloquear y entorpecer a las empresas chinas”. Esta semana, en respuesta a otra propuesta a través de la Ley de Autorización de Defensa Nacional para prohibir a las agencias del gobierno que hagan negocios con los fabricantes de semiconductores de China, la portavoz dijo: “EEUU debe escuchar la voces de la razón, dejar de politizar, usar como arma e ideología los asuntos de economía, comercio y alta tecnología, dejar de bloquear y entorpecer a las compañías chinas, respetar la ley de la economía de mercado y las reglas del libre comercio, y defender la seguridad y estabilidad de las cadenas globales industriales y de suministro”.
Sin embargo, esas preocupaciones lucían muy distantes el martes cuando Biden disfrutaba la acogida en la planta y dibujaba su visión sobre el futuro tecnológico del país. «¿Dónde está escrito que Estados Unidos no estará de nuevo a la cabeza del mundo en las manufacturas?”, preguntó el presidente.

Fuente: Voz de América

30-11-2022