logoblanco-31 (2)

WhatsApp  5617569504    WhatsApp contacto@ramirezvargasabogados.com.mx    

Una propuesta para que fabricantes de smartphones, tablets y dispositivos en los que se pueda almacenar información paguen indemnización por derechos de autor a artistas provocaría que los precios de los dispositivos se eleven, alertan expertos.
La iniciativa, presentada este mes por el senador Ricardo Monreal, establece que importadores y fabricantes de computadoras, teléfonos inteligentes y cualquier gadget que sirva para el almacenamiento y reproducción paguen una remuneración compensatoria por concepto de copia privada de autores y compositores, escritores, editores y demás creadores, debido al uso masivo e indiscriminado de sus obras, a través de estos dispositivos tecnológicos, ya sea de música, videos, textos, entre otros.
La compensación sería cobrada directo a los fabricantes por cada equipo, según su capacidad de almacenamiento, para destinarse a organizaciones de derechos de autor, que, a su vez, remuneren a los creadores -sin que en la propuesta esté claramente establecida la ruta para ello-, de acuerdo con el cambio propuesto a Ley Federal del Derecho de Autor.
Por ejemplo, para un celular de 16 gigabytes (GB), el cobro será de 100 pesos.
Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), sostuvo que, en los hechos, los consumidores serían los afectados, ya que ellos pagarían este incremento en el costo de los equipos al momento de adquirirlos, debido a que los fabricantes suelen trasladar al cliente final estos aumentos.
Un análisis del IDET estima que los consumidores en México tendrán que pagar, en su conjunto, entre 3 mil 800 millones de pesos y 5 mil 600 millones de pesos anuales más por el sobreprecio que generará el canon por la adquisición de smartphones o gadgets.
«Al final, los empresarios no van a sacrificar parte de sus utilidades; lo que ocurrirá es que se lo traslade a los consumidores finales como ha ocurrido con cambios de este tipo», dijo al respecto Iván Martín Puc, maestro en Impuestos del Instituto de Especialización para Ejecutivos (IEE).
Sin embargo, aclaró que no se trataría de un nuevo impuesto porque no lo cobrará el Estado, sino que será un cobro entre particulares. 
Daniel Legaspi, socio de Propiedad Intelectual del despacho Santamarina & Steta, coincidió en que este cobro extra lo pueden terminar pagando los consumidores, y advirtió que parte de ellos ya pagan por uso de plataformas como Spotify para escuchar música, por lo que se podría incurrir en un doble cobro innecesario.
Gerardo Soria añadió que, de aprobarse esta iniciativa, los fabricantes de estos dispositivos seguramente la impugnarán ante tribunales, porque consideró que es excesiva al partir de que todos los usuarios de estos equipos harán copias ilegales de las obras de los artistas, como descargar canciones sin el debido pago, cuando no existe certeza de que así será. «Están acusando de que se harán copias ilegales sin que siquiera se tenga certeza; es como culpar por anticipado de un delito», señaló.

 

Fuente: Plano Informativo

29-11-2022